Nuria Román

Latitud 40º

Es un proyecto artístico colectivo que pretende restaurar las fracturas que el ser humano ha generado a través del tiempo.

Diferentes instalaciones artísticas alrededor del mundo van hilvanando el paralelo 40 N con la intención de restablecer la cohesión y la unidad entre culturas y civilizaciones.

El proyecto que se presenta es, desde el arte y el humanismo, una pequeña contribución destinada a llamar la atención y a trabajar por el entendimiento entre los pueblos para hacer del mundo un lugar más justo y habitable. Esta propuesta concibe los pequeños gestos como el origen de los grandes cambios. A lo largo de la historia, situaciones y hechos aparentemente nimios, han contribuido al despertar y a la evolución del ser humano, promoviendo un mayor grado de entendimiento, solidaridad e igualdad. El proyecto va tejiendo un hilo de conexión en la línea imaginaria que dibuja el paralelo 40 N que discurre por el Mediterráneo, atraviesa Asia occidental, China, Japón, recala en América y regresa a la Península Ibérica.

Nuria Román, autora del proyecto, reside en Menorca desde 1997. Después de vivir varios años en Los Ángeles, encuentra en este espacio del Mediterráneo un lugar idóneo donde crear.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información